Memorias…

¡Que cosa tan maravillosa es nuestra memoria!


Es el nido desde el que surgen todas las cosas que nos construyen. Ahí se forma nuestra identidad. Se archivan todas las cosas vividas como si fuese una gran biblioteca a la que podemos visitar cuando queramos para retomar aquel libro ya leído, pero que nos sentimos invitados a leer más de una vez. Ya sea porque nos dibuja una sonrisa o porque nos empuja a alguna tristeza. Por fortuna, es posible elegir la memoria que más nos guste.
Yo siempre disfruto elegir la memoria del niño que visitaba a sus abuelos en el campo. La brisa mañanera que levantaba ese olor a yerba bañada de rocío. El sol que daba calor a mis cachetes fríos. El canto del gallo anunciando su encuentro con la gallina que cortejaba. El sonido que hacían las ramas del árbol de mandarina sobre el techo de zinc del fogón. Mi abuela sonando los trastes para preparar el café con leche de vaca recién ordeñada. Y el susurro de abuelo entonando alguna décima de Ramito.

Es que el viaje en el tiempo que nos permite la memoria es demasiado hermoso. Que pena que por las exigencias sociales que hoy nos arropan, muchas veces olvidamos esa posibilidad de volver a aquellos recuerdos de niños en donde los días no tenían fin. En donde nada era lo suficientemente bueno como para sentir que solo a eso nos debíamos, ni lo suficientemente malo como para hacernos sufrir. Por eso les invito y me invito a retomar aquella sensibilidad que de niños nos permitía sentir. Que podamos asombrarnos al ver la luna imponerse frente a las estrellas. Que nos deje sin aliento el encuentro con amigos. O que nos saque un suspiro aquella vieja canción de salsa que nos hizo conscientes por vez primera del amor.

Mientras podamos, no olvidemos. Olvidar por opción hace que nos volvamos indiferentes a ese recuerdo. Como decía Gabriel García Marquéz; “La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado”.

Pensándome,
José Rivas

Published by joserivassep

Nació en Humacao, Puerto Rico. Profesor de inlgés y ciencias de la religión.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: